domingo, 6 de abril de 2008

De la ley antitabaco...

... O como hacer encabronar a una persona tan linda tierna y pacifista como yo ( a huevo!! ).

A partir de esta semana los defeños estamos enfrascados en medio de una polémica ley que inhibe el placer de fumar en todos los lugares públicos cerrados. Y eso estaría bien si no fuera por el hecho de que transgrede varias normas, si no legales, al menos lógicas.

Lo primero que dice mi padre es que "se están violando nuestros derechos". No estoy en lo absoluto de acuerdo con él, eso sería válido si se nos impidiera fumar en las calles, parques o peor aún en nuestras casas. A los consumidores no se nos viola ningún derecho pero a los prestadores de servicios sí. Explico.

Dado que al final del día cuando vas a un restaurante, un bar o algo parecido no dejas de estar en propiedad privada y solo pagas por la prestación de servicios y no por el lugar como tal, son éllos quienes en teoría deciden qué se puede y no hacer en su establecimiento. Algo que no me parecería justo tampoco, sería que a huevo deban tener un área para fumadores. Lo que se está madreando con esta ley es la libertad de decir qué se puede y no se puede hacer en sus establecimientos. La ilegalidad de algo debería estar basado en un daño comprobado y evitable hacia los demás. Pero ahí es donde la verborrea puritana entra en acción.

Si bien la mayoría de las muertes en el país son producto de enfermedades relacionadas con el cigarro, éllo no significa que sean causa del cigarro. El efecto nocivo de inhalar CO2 del cigarro es muchísimo menor al de inhalar la porquería de aire de la Ciudad de México. Dejando de lado las fábricas y los automóviles particulares, ¿qué onda con el transporte público? No nos podemos hacer de la vista gorda ante los micros que echan más humo que todos sus pasajeros fumadores juntos en un día. Pero claro, en cuanto se pone el gremio de los microbuseros punketo por querer rennovar unidades, pues yaaaaaaaa ahíiiii lo jineteaaaaaaamos y nos hacemos como que no pasa nada.

¿Qué podemos aprender de la situación anterior? Que la unión realmente hace la fuerza. ¿Cuántas manifestaciones y paros se hicieron contra la ley estúpida esta? ¿Cuántas se harán contra el Hoy no Circula Sabatino? Hasta donde tengo conocimiento, ni-ma-dres. Y eso que se presentaron estudios muy sólidos apoyando la rennovación de unidades del transporte público concesionado, y no ocurrió lo mismo contra las 2 estúpidas leyes anteriores que EN REALIDAD nos pasan a partir la madre.

El pueblo no se une, no se organiza, la gente con intereses comunes como que les vale madre si pasa o no pasa una ley. Está desencantado del sistema político y legal mexicano, con justa razón. Pero si tenemos casos de éxito donde una ley ( aún las buenas ) no han pasado por la unión y chantaje a los buscavotos - y qué lastima que se tenga que llegar a ésto -, ¿por qué no nos unimos todos?

De nuevo, agradeciendo infinitamente a la jodida idiosincracia mexicana, me despido...

Posts relacionados